“El Gobierno garantizará que cada uno de sus hijos e hijas tenga un establecimiento donde seguir con sus estudios”

miércoles 10 de mayo, 2017

“El Gobierno garantizará que cada uno de sus hijos e hijas tenga un establecimiento donde seguir con sus estudios. Entendemos totalmente sus preocupaciones, y creemos que son válidas, pero es nuestro deber velar por una discusión transparente y no en base a rumores o mitos. No obstante, tenemos la convicción que gran parte de los establecimientos se adecuarán a los nuevos requerimientos, como lo han hecho la mayoría de los colegios particulares subvencionados de la región y el país, pues confiamos que la mayoría de los sostenedores tienen una vocación por la educación y han generado compromisos con los estudiantes”.

Así respondió la seremi de Educación Pilar Soto Rivas, a las críticas infundadas y sin criterio, sobre una reforma histórica y que surge desde la misma comunidad educativa. La autoridad regional hizo una férrea defensa de esta iniciativa impulsada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, precisando que existen muchos mitos sobre la reforma y principalmente sobre la Ley de Inclusión Escolar, que algunos sectores han generado para crear temor en los padres y apoderados del país.

“Los colegios particulares subvencionados que tienen verdadera vocación educativa, se verán beneficiados por la reforma educacional ya que les entregará más recursos para invertir en lo que verdaderamente es lo relevante, la calidad de la educación de nuestros niños, niñas y jóvenes de la región”, enfatizó la autoridad.

Además, agregó que “en un año electoral no nos deben sorprender que vuelvan a la palestra los principios en educación de ciertos sectores como eliminar la gratuidad en los establecimientos educacionales de básica y media, asegurando que sólo el copago por ende el lucro, es la herramienta válida para garantizar que los padres puedan elegir dónde quieren que sus hijos estudien. Lo que es una gran mentira”.

Según Pilar Soto, a la fecha son 14 establecimientos particulares subvencionados de Atacama que se han acogido a la Ley de Inclusión, beneficiando a casi 5 mil familias. “Hemos trabajado con los sostenedores, orientándolos a seguir como particulares subvencionados, para que así puedan continuar contando con el apoyo estatal. La Ley de Inclusión establece claramente, que el dueño del colegio tendrá plena libertad para determinar su proyecto educativo; el Estado no interviene en esas decisiones, salvo para velar porque se respeten el currículo nacional y los principios básicos de convivencia, tal como hasta ahora”.

A nivel nacional, según fuentes del Mineduc, en 2016 más de 784 establecimientos dejaron de cobrar copago, beneficiando a más de 290 mil estudiantes, quienes accedieron a la educación escolar de manera gratuita. A los que hay que sumar 51 mil que se adscribieron el presente año, por lo que hoy más de 340 mil alumnos han sido beneficiados hasta el momento.

“Lo que hoy estamos asegurando, con la implementación de la Ley de Inclusión, es que todos los recursos deben ir 100% a la educación, invirtiendo en mejor infraestructura, programas pedagógicos, mejora educativa continua, desarrollo profesional docente, recursos didácticos, entre otros. Porque cuando se es una entidad sin fines de lucro se tiene un único objetivo, en este caso, la calidad de la educación”.

Sobre las aseveraciones de que el Ministerio de Educación se ha transformado en un verdadero agente inmobiliario, Pilar Soto fue enfática en señalar que “lamentamos estas informaciones erróneas que  confunden aún más a los padres y apoderados, entregando información que es absolutamente errónea y que falta a la verdad”.

“La aprobación de la Ley Miscelánea, en lo respecta a la propiedad del inmueble donde funciona el establecimiento educacional, establece que los sostenedores que sean sin fines de lucro, lo podrán adquirir a través de un crédito garantizado con aval Corfo, lo que significa, que puede hacer una auto compra del mismo inmueble, quedando las ganancias a libre disposición del sostenedor”, aclaró.

“Con esto, en ningún caso estamos como Ministerio actuando como agente inmobiliario, ni obligando a los sostenedores a vender sus propiedades a terceros, perdiendo con ello, la inversión que han realizado durante años en sus respectivos establecimientos, sino muy por el contrario, recuperando con recursos frescos dicha inversión”.

 

La seremi de Educación precisó que “estamos trabajando junto al municipio de Copiapó, para generar los cupos de matrículas necesarios a contar de 2018 y lo mismo, se hará con los sostenedores de los particulares subvencionados que han y pasarán a gratuidad. Aquí existe un esfuerzo país para garantizar la educación como un derecho social, donde las capacidades prevalezcan por sobre la situación socioeconómica”.

Por otro lado, informó que junto al Intendente Regional, se inició un ciclo de diálogos abiertos con las comunidades educativas de Copiapó, dado que “desde que comenzamos este camino hacia las transformaciones que la ciudadanía exigía en educación, un sector político ha mantenido una férrea oposición a estos cambios, levantando mitos para confundir a los padres y apoderados”.

“En Atacama se está otorgando espacio a las mentiras y al mito.  Esto, se hace sólo para generar preocupación en los padres y apoderados, a quienes llamamos a la tranquilidad, porque reiteramos que garantizaremos la continuidad de los estudios de todos nuestros estudiantes. La reforma educacional apoya tanto a la educación pública como al sistema particular subvencionado, lo central es avanzar hacia una educación de calidad, no segregada y concebida como un derecho social garantizado”, finalizó Pilar Soto.