Reformulando la sala de clases para una educación de calidad (Columna de opinión Secretaria Regional Ministerial Náyade Arriagada Alarcón)

jueves 05 de abril, 2018

Porque sé que la educación es la posibilidad para que nuestros niños y jóvenes desarrollen sus talentos, desplieguen sus capacidades y accedan a aquella igualdad de oportunidades propia de una sociedad más amable, he asumido el compromiso de liderar el trabajo de mejorar la calidad de la educación en las salas de clases, que es el compromiso de nuestro Presidente Sebastián Piñera Echeñique.

Soy Educadora de Párvulos, titulada de la Pontificia Universidad Católica de Chile y funcionaria hace 38 años del Ministerio de Educación. Es un enorme orgullo llevar adelante esta gran responsabilidad, consciente que todavía nos falta mucho para alcanzar los estándares de los mejores sistemas educativos del mundo, nuestro desafío se centra en tres ejes: Educación en la primera infancia, calidad y Educación Técnico Profesional.

Hago énfasis en que los primeros años de vida de nuestros niños y niñas son cruciales para su desarrollo integral. Queremos que todos ellos tengan la misma oportunidad, asegurando el acceso universal y gratuito a una educación parvularia de calidad.

Trabajaremos para recuperar la confianza en nuestro sistema educacional. Resguardaremos la libertad de las familias de elegir entre los diversos proyectos educativos y participar en la educación de sus hijos, aportando voluntariamente a mejorar la calidad.

Queremos que todos nuestros jóvenes que deciden estudiar una especialidad en la Educación Media tengan la oportunidad de recibir contenidos actualizados, por eso modernizaremos la Educación Técnico Profesional, promoveremos el aprendizaje del inglés y la alfabetización digital, instalaremos la investigación y el desarrollo del espíritu científico en todos nuestros alumnos.

Este es nuestro compromiso y el camino que queremos recorrer junto a la comunidad educativa de Atacama, porque para hacer un cambio real hacia la calidad de la educación, necesitamos el compromiso de cada uno de ustedes.

Chile lo hacemos todos.