Seremi de Educación llamó a parlamentarios a escuchar a las familias y aprobar proyecto Admisión Justa

lunes 28 de enero, 2019

“Esperamos que los parlamentarios escuchen a las familias y aprueben el proyecto Admisión Justa, que busca es hacer justicia con los proyectos educativos de los colegios y hacer justicia con el desempeño académico, con el mérito y con el rendimiento porque un modelo educativo que es ciego al rendimiento académico simplemente es un modelo educativo cojo y por lo tanto eso es lo que queremos corregir”, aseguró la Seremi de Educación Náyade Arriagada Alarcón.

La autoridad realizó estas declaraciones tras reunirse con más de 50 padres y apoderados de Vallenar, que se sienten disconformes con el Sistema de Admisión Escolar, quienes buscan una urgente solución al problema que les ha generado la postulación online y que hoy tiene a sus hijos sin matrícula para este 2019.

La intensa agenda en terreno que está liderando la Secretaria de Estado, forma parte de la mesa regional que se estableció para, según explicó la autoridad regional, “buscar una solución, dentro de las normativas vigentes, a los padres que, tras postular online a distintos establecimientos de su preferencia, no tienen matriculas para sus hijos pese a que muchos presentan un excelente rendimiento académico, hermanos en el colegio al que postularon o Necesidades Educativas Especiales”.

Arriagada enfatizó que “iniciamos este ciclo de reuniones con los apoderados de Vallenar junto a nuestro Intendente Francisco Sánchez porque sabemos como este proceso de postulación online ha afectado a las familias de Atacama. Y nuestra mayor preocupación es que para el 2020, la postulación será en todos los niveles por eso, la relevancia de que sea aprobado el proyecto Admisión Justa que busca, precisamente modificar el actual sistema en los puntos que hoy han afectado a la gran mayoría de las familias”.

Cabe recordar que la propuesta del Gobierno, busca modificar la actual ley de Inclusión Escolar en 4 puntos fundamentales: 1.- reconocer el mérito académico para que las familias elijan el establecimiento en el que quieren que sus hijos estudien; 2.- que los niños que habitan un mismo hogar puedan postular a un mismo establecimiento educacional; 3.- que un establecimiento educacional pueda seleccionar a más del 30% de los alumnos más vulnerables que tengan el mérito académico,  4.- que los padres tengan la libertad de decidir qué proyecto educativo desean para sus hijos.